Audiolibros

Lo primero que viene a la mente al preguntar: qué es un audiolibro, es simplemente una grabación de voz de un libro. Generalmente se descargan de la misma manera que otros archivos de audio digital, como canciones o álbumes.

Este medio ha detonado en los últimos años, principalmente por la influencia en el mundo de la lectura que ejerce Amazon, ya que desde que compró a la plataforma de audiolibros Audible, se ha visto un incremento exponencial en esta “nueva” forma de lectura.

Historia de los audiolibros

Aunque la disponibilidad de audiolibros en formato digital es relativamente nueva en comparación con las tecnologías de audio más antiguas, los orígenes de los audiolibros en realidad se remontan a la década de 1930.

Frecuentemente se usaban como medio educativo y se encontraban en escuelas y bibliotecas. Antes de que los audiolibros estuvieran disponibles digitalmente, se vendían en forma física en cintas de cassette y discos de vinil. Sin embargo, con la adopción masiva del Internet, los audiolibros ahora están disponibles en línea de muchas fuentes diferentes.

 

¿Escuchar un libro es lo mismo que leer un audiolibro?

Ahora que ya sabemos qué es un audiolibro, sigue la pregunta si es lo mismo que leer un libro tradicional.

En un estudio de 1977 hecho a estudiantes universitarios que escucharon una historia corta, concluyeron que pudieron resumirla con la misma precisión que quienes la leyeron.

En otro estudio de 1985 se encontró que la comprensión auditiva estaba fuertemente correlacionada con la comprensión lectora, lo que sugiere que quienes leen bien los libros, también los escucharán bien.

En realidad depende del tipo de libro, si estamos hablando de una lectura fácil como una novela, biografía o cualquier tema no técnico, se puede leer sin problema en este formato.

En el caso de libros más técnicos que es necesario estar regresando para comprender algún concepto de temas como: cálculo, aprendizaje de idiomas o algún otro tema que requiera de hacer ejercicios o experimentos, sería muy complicado y en estos últimos casos no se recomienda un audiolibro.

 

Ventajas de leer audiolibros

Desde que descubrí qué es un audiolibro, ya no di vuelta atrás. Para mi estilo de vida es la mejor forma de leer por su conveniencia y rapidez. Estas son las ventajas:

Rapidez. Está comprobado que la velocidad de lectura y de habla es más lenta que la velocidad con la que captamos información que escuchamos. Por esto es que prácticamente escuchamos un audiolibro sin pausas y captamos todo lo que dice.

Otra gran ventaja es que podemos cambiar la velocidad a 1.5 o 2 veces más rápido y así podemos terminar un libro el doble de rápido que a velocidad normal, esto se traduce a 3 o 4 veces más rápido que la lectura tradicional. Yo ya me acostumbré tanto a la velocidad 2x, que hasta los videos de youtube los pongo a esa velocidad y cuando escucho un audiolibro a velocidad normal, siento que habla en cámara lenta. Con este pequeño secreto, he podido leer 5 libros por mes sin ningún problema y en mis “tiempos muertos”.

Lectura en tiempos muertos. Podemos sentarnos en nuestro sofá mientras escuchamos nuestro audiolibro, pero personalmente me gusta aprovechar los “tiempos muertos” en los que hago acciones repetitivas o que no requieren de concentración, por ejemplo: mientras lavo trastes, manejo, riego el pasto, espero en el banco, preparo la comida, camino o hago ejercicio, incluso mientras me baño.

Gente con capacidades diferentes. Ya sea que una persona sea ciega o disléxica, los audiolibros son una excelente forma de leer que no necesita explicación.

Preferencias. Existen diferentes tipos de personas con distintas fortalezas al momento de aprender, unos pueden ser visuales o kinestésicos, pero los auditivos pueden preferir esta forma de lectura a la tradicional.

que son audiolibros

Dispositivos para escuchar audiolibros

Ahora que los audiolibros están disponibles como archivos de audio digital, se pueden usar en una amplia variedad de dispositivos electrónicos de consumo.

Algunos ejemplos incluyen:

  • Reproductores de mp3
  • Smartphones
  • Tablets
  • Estéreos domésticos
  • Autos que admiten transmisión de audio desde reproductores
  • Computadoras / Laptops

 

Formatos comunes de audiolibros digitales

Cuando compras o descargas audiolibros de Internet, por lo general se encuentran en uno de los siguientes formatos de audio:

  • MP3
  • WMA (Windows Media Audio)
  • AAC (codificación de audio avanzada)

 

De dónde descargar audiolibros

Hay muchos sitios web y aplicaciones que brindan acceso a audiolibros, tanto gratuitos como de pago; también se pueden comprar en librerías en línea o descargar gratis de sitios de dominio público.

Estos son las principales plataformas para consumir audiolibros: 

Audible. Esta es la principal plataforma para audiolibros que cuenta con el mayor número de audiolibros y de usuarios, principalmente por ser parte de Amazon.

Audible requiere una suscripción mensual, pero el primer mes es gratis. Una de las ventajas es que puedes descargar la app a cualquier dispositivo sin estar preocupado de qué formato necesitas.

Conoce más sobre Audible desde aquí.

iBooks. Los audiolibros para iPhone, iPad y Mac de Apple están disponibles para descargar desde la sección de audiolibros de la iTunes Store.

Project Gutenberg. Esta plataforma es bien conocida por ofrecer más de 56,000 de libros gratuitos de dominio público, pero no es tan conocida su creciente colección de audiolibros que son grabados por voluntarios de todo el mundo.

Conoce más sobre Project Gutenberg desde aquí.

YouTube. También puedes encontrar muchos audiolibros desde Youtube, la desventaja es que tienes que tener la pantalla de tu dispositivo encendida, solo que tengas YouTube RED que te permite apagarla. Yo comencé escuchando audiolibros desde esta plataforma y también lo recomiendo mucho.

 

Ahora que ya sabes todo sobre qué es un audiolibro, prueba con alguna de las plataformas que te recomiendo y platícame si te gustó.

Copyright © 2018 Publicación Digital | Elabora, Distribuye y Promociona tus Libros Digitales